viernes, abril 21, 2006

Biocombustibles en Brasil

La utilización de etanol como combustible para el parque automovilístico de Brasil ha conseguido minimizar la dependencia de las importaciones de petróleo. Se trata de un proceso que ha durado 30 años, desde la primera crisis del petróleo de los años 70. Tras varios problemas para la introducción de este combustible, los coches disponen de motores que permiten funcionar con gasolina, etanol o una mezcla de ambos, con los cual los consumidores tienen flexibilidad suficiente para elegir en función de las circunstancias.
 
El etanol también ha planteado nuevos problemas. El cultivo de caña de azucar, de donde se saca el biocombustible, está desplazando los pastos para el ganado hacia la amazonía, con lo cual existe el peligro de que se aumente la deforestación de esta zona para su explotación. (El País, 20/04/2006).

 
Estadisticas Blog