martes, agosto 22, 2006

Desastre en el Mediterráneo oriental

Tras el bombardeo Israelí de un depósito de combustible en el Líbano en los primeros días de la guerra, se han vertido entre 10.000 y 15.000 toneladas de combustible. Este combustible ha alcanzado la costa y ha originado una marea negra que puede afectar entre 20 y 150 km de playas de arena y rocas de Siria y Líbano, lo que supone la afección de zonas con un alto valor ecológico, zonas de desove de tortugas marinas y anidamiento de aves y zonas patrimonio de la humanidad como Byblos, cuna del alfabeto romano.
 
La situación de la zona dificulta mucho las tareas de limpieza y evaluación de los daños y los países europeos están empezando a mandar ayuda material y personal para paliar el desastre, un proceso que puede llegar a costar unos 50 millones de euros. Además, se requiere limpiar la zona con la mayor celeridad posible pues se corre el riesgo de generación de emulsiones del combustible con el agua y la arena que hagan muy dificil la descontaminación posterior.
 
Fuente: El País

 
Estadisticas Blog