lunes, abril 16, 2007

Especies árticas frente al cambio climático.

Un grupo internacional de científicos extrajo 43 restos fósiles de antiguos zorros árticos, de unos 15.000 años de antigüedad. Estos restos procedían de zonas cercanas a Siberia, y algunos de ellos de Bélgica, Alemania y Rusia suroriental. Los investigadores eligieron para su trabajo al zorro ártico al tratarse de un animal cuya distribución se expandió durante la última época glacial.

La investigación concluye que al final de la era glacial, cuando las temperaturas empezaron a elevarse debido al cambio climático de la última fase del Pleistoceno, los zorros árticos, en lugar de emigrar hacia zonas más frías del norte, permanecieron en su hábitat, o en todo caso ascendieron a zonas montañosas, pero sin abandonar sus áreas geográficas habituales.

Por ello, los investigadores creen previsible que el aumento de temperaturas derivado del actual calentamiento global pudiera provocar pasividad de movimiento entre las especies árticas, las cuales, aún viendo reducido su hábitat, no emigrarían a zonas más frías.

Fuente: Consumer.es

 
Estadisticas Blog