jueves, enero 01, 2009

Monte Mabu, un regalo navideño


Una región aun inexplorada se ha encontrado en Mozambique, situada en una zona alta e inaccesible donde nunca antes había puesto el pie ningún investigador, el lugar posee una zona boscosa por explorar de unos 80 kilómetros cuadrados. Un hecho que se antojaba imposible en un mundo penetrado por los satélites y la cartografía, pero que ha hecho posible la historia convulsa del país africano, asolado por una guerra civil entre 1975 y 1992. Según los expertos, el Monte Mabu sobrevivió a los pormenores de la contienda por diversos factores. Incluidos su condición inaccesible y su valor como refugio durante la guerra. La cima del Monte Mabu no excede los 1.700 metros. La biodiversidad no es el fruto de la altitud sino de lo remoto del lugar y de las condiciones que crea la vegetación, con árboles que superan los 45 metros.

En este lugar recientes exploraciones han hallado tres nuevas especies de mariposas, una extraña variedad de víbora y poblaciones desconocidas de pájaros poco comunes. En total cientos de especímenes se han traído al Reino Unido para ser clasificados.


Entre los hallazgos de la expedición, ejemplares de serpientes casi desconocidas y camaleones pigmeos. También mariposas y pájaros con tatuajes especiales, generados por siglos de adaptación al paisaje del Monte Mabu. Sus fotografías y las muestras de decenas de especies vegetales serán en los próximos meses un tesoro en manos de los biólogos de los jardines botánicos de Kew. Ellos los analizarán y desentrañarán los secretos de la biodiversidad de este rincón del remoto Mozambique.

Por eso, los biólogos responsables de la expedición se afanan ahora en catalogar y publicitar al máximo sus hallazgos y forzar un reconocimiento de zona protegida para el Monte Mabu.

 
Estadisticas Blog